Sonríe.

thumb

La sonrisa tiene ese poder mágico que parece resolverlo todo. Cuántas veces me he mirado al espejo obligándome a sonreír sin ganas? Esa imagen que me devolvía no me hacía sentir del todo bien así que me decía: Chata, o sonríes o sonríes.
Y respirando profundamente, inhalando y exhalando aire intentaba que fluyera, desde dentro, desde lo más hondo.. inspirando y espirando las veces que hiciera falta. Cerrando los ojos notando como mi pecho se hincha y deshincha. Cogiendo del universo lo bueno con cada inspiración, y despidiéndome de lo malo con cada espiración..
Sonreír con la boca no es síntoma de felicidad ni de bienestar.
Hay que dejar que esa sonrisa salga del corazón, que fluya, que se note como te va inundando, que se note en los ojos… Solo así se consigue sonreír con el alma. Y solo así se consigue que el espejo te devuelva lo que le das..
Lo mismo que la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s