Siento el viento.

Hoy hacía viento de levante. La brisa me daba en la cara como la suave caricia del amante perfecto. Mientras cerraba los ojos me embriagaba del murmullo de las olas. Cádiz está embrujada, y embruja a todo el que la contempla. Su hermosa bahía azul y blanca columpiaba los barquitos asemejándose al arrullo de una tierna nana materna. Todo invitaba a la calma, a la relajación profunda, al aflorar de los sentidos, a la poesía recóndita del alma.
Me sentía exhausta. Apenas había dormido, pero pensé que había merecido la pena. Había vivido el fin de semana tan intensamente, que me sentía con fuerzas como para poder afrontar casi cualquier cosa.
Ahora estoy convencida: En mi próxima vida quiero ser lapa, lapa de La Caleta y quedarme aquí para siempre, aquí .. pegada.

(Elena López, Depravadamente Delicioso .. Junio, 2011)

http://depravadamentedelicioso.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s