Sobrevivir.

12963386_10207987136690121_4091091198248104255_n

Mirar el futuro con cierta preocupación. No ser capaz de mirarle de frente ni sostener su mirada y por eso apartarla. Es fría, desangelada.
Y sientes miedo.
No haber podido nunca ‘no depender de ti misma’. Intentar ser independiente siempre. No hacer ascos a nada, arremangarte, tirar pa’lante.. siempre!
Tener un trabajo guay, otro menos guay, otro que te encanta, otro que no está mal, otro que es lo peor y casi indigno.
Aguantar al cacique, al jefe tirano, a compañeros trepas.
Subir, bajar desde el principio de los tiempos.
Ganarte la vida, y no hablo de dinero.
Hablo de GANARTE LA VIDA. De ser merecedor de vivir, de querer, de que te quieran.
Aprender que nada es gratis. Que hacer promesas es fácil, pero cumplir lo prometido no y por lo tanto, empezar a creer cada vez menos en los demás y más en ti (aunque cueste).
Salir pisando fuerte aunque duela. Y subir bien la cabeza.
Una vez me preguntaron si era luchadora y contesté que no, que creo que más bien soy guerrera.
Aunque en mis muy adentros, lo que de verdad soy, es una superviviente.
Y de las buenas.