Por una vez en la vida.

descarga (1)

La vida se debate entre ilusiones, emociones y decepciones. Llegamos con el entusiasmo de aquel que no sabe lo que le espera, creyendo que todo será magnífico. Ahí, tomando aire a pleno pulmón.
Pronto nos damos cuenta de que no es así, de que a veces hay que luchar duro para poder ser feliz solo unos escasos momentos, pero aún así, te emborrachas de esperanza y deseas que ‘algún día todo irá bien’.
Mentira cochina.
Después de crecer entre dificultades, oír berrinches, aguantar nuestros ojos entrecerrados de cansancio, nuestras manos molidas de trabajar y nuestras piernas hinchadas, llegamos a esa edad en la que ya no estamos para muchos ruidos y nos sentamos esperando a que llegue la dulzura. Esa que imaginamos mil veces cuando intentamos dormir sin éxito, atormentados por los problemas cotidianos. Crees estar segura de que en algún momento llegará, pero dentro de ti sabes bien que es muy posible que a ti no te toque.
Cuando alguien tiene la mala suerte de llevarse casi siempre la peor parte, se acostumbra a renunciar y el (puto) cosmos se ha aprendido bien la frase esa de Flaubert ‘cuidado con la tristeza, es un vicio’.
Yo no quiero ser una triste, pero me he cansado de esperar.
Creo que voy a sentarme a ver qué pasa. Y por una vez, voy a a ser una espectadora más.
En el teatro de la vida ya hay demasiados protagonistas.
Un café?

El amor es.. (?)

tumblr_inline_mjm686G7aX1qz4rgp Cuánto tiempo pasamos pensando, leyendo, qué es el amor! Lo sabemos? No tenemos ni idea, pero podemos aproximarnos bastante cuando tengamos claro qué NO lo es.
El amor no es verla(O) llorar y no intentar consolarla siquiera.
El amor no es que tu miedo sea más fuerte que el miedo a perderla por ser un estúpido(A).
El amor no es enfadarte solo porque opine diferente a ti. Ni entristecerte, ni hacerle chantaje moral.
Cuando encuentra palabras amables, geniales para los demás o cuando es capaz de levantar el teléfono y mandar un mensaje de ánimo, pero para ti le cuesta, eso, seguramente, tampoco sea amor.
Hay pedidas de socorro que se gritan en silencio. Si no eres capaz de darte cuenta de que necesita ayuda, olvídate, no lo amas.
Tampoco es amor, no saber decir adiós.
Así que cuanto antes te despidas de quien no te quiere, antes empezarán a amarte de verdad.
Y antes amarás a quien se lo merece.

A cualquiera de mis tres, y a cada uno.

11742879_10206167054069193_1735933424019435247_n

Yo sé que no te lo crees, pero aún antes de conocerte, ya te quería más que a mi vida.
Aún antes de sentirte dentro, de imaginarte, de notar tus patadas, aún antes de saber que lo serías todo para mí, que cambiarías mi vida por completo, que me pondrías del revés.. aún antes de todo eso eso, yo ya te quería con toda mi alma.
Por eso no fueron un sacrificio ni el parto, ni el a veces dolor lacerante de la teta, ni las noches en blanco cuando estabas malito, ni los desvelos por dormir contigo porque tenías miedo. Yo te quería más que a mí.
No sé si sabes, que a pesar de que el tiempo pase, que a pesar de que te haces mayor, ese sentimiento no ha cambiado ni un poquito.
Y no sé si sabes, pero te lo digo yo, que siempre te amaré más que a mi vida. Aunque a veces, te pongas un poco tonto.
Pero descuida, no te preocupes. Sabré perdonarte, porque así es como lo decide el corazón de una madre.

Ilusiones.

tumblr_lbzf52aqNo1qedj8ko1_500_large
Encontrar respuestas es difícil y más cuando ni siquiera se sabe qué preguntar.
Tenía la sensación de haber perdido las ilusiones pero no estaba bien segura de si eso era así o es que realmente nunca las tuvo.
Siempre vivió expectante, deseando que algo bueno sucediera. Era acaso eso tener ilusión? No estaba segura, aunque eso sí buscaba las metas intentando al menos hacer bonitos sus caminos. Fue difícil, doloroso, complicado. La vida se empeñaba en ponerle zancadillas pero ella aprendió a esquivarlas y a saltar cada vez más alto.
Cuando apenas era una adolescente, convirtió la frase “Algo bueno me va a pasar” en su mantra. Cerraba los ojos cada noche con la convicción de que a la mañana siguiente todo sería distinto.
Ya cumplidos los cincuenta, lo sigue haciendo, eso sí, siendo perfectamente consciente del puto engaño del cosmos, que se burla de su modesta inocencia.
Ahora, mientras escribe esto, esboza una media sonrisa triunfal: Nada estaba perdido todavía, el optimismo se había encallado en su alma para siempre.