Muñequitas.

lamuecadeporcelanaprotck1 Las princesas, los sapos hechizados, las hadas, solo existen en los cuentos. Sin más adjetivos que lo decoren te diré que la vida a veces es una mierda. Siento ser ruda, pero es así. Naciste con el pan debajo del brazo, creciste entre algodones y, ojalá me equivoque, eso no será eterno. Papá y mamá un día no estarán sujetándote para evitar tu caída. Te caerás porque así debe ser, te encontrarás de bruces con la vida y te preguntarás porqué nadie te había avisado. Así que, cuanto antes lo aprendas será mejor para ti. Yo no quiero que vivas ajeno a todos los sinsabores, pero prometo que intentaré suavizarlos, eso sí. Prometo darte consuelo y escucharte. Prometo abrazarte fuerte cuando sientas que no puedes. Prometo ser tu pañuelo si lo necesitas. Yo no puedo salvarte, pero prometo estar a tu lado. Sabes? Soy el vivo ejemplo de que uno puede (y debe) levantarse cuando cae. Siempre he intentado enseñarte que además de mamá, soy mujer, soy persona, con mis alegrías, penas y pasiones y claro está, equivocaciones. Solo espero no decepcionarte demasiado. Los que tratáis a vuestros hijos como muñequitas de porcelana, estáis (sin daros cuenta) robando su derecho a empatizar y a ponerse en el lugar de otro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s