Tú otra vez.

Trucos-para-conseguir-una-sonrisa-perfecta2

Su risa era maravillosa. La más bella, limpia, contagiosa que había oído nunca. Cada rincón de casa se llenaba de música cuando ella reía. Ella era así, alegre, de ver la vida de la manera más fácil (y eso que fue una vida terrible, o a lo mejor, fue precisamente por eso).
Por muchos tropiezos que hubiese en el camino, siempre encontraba la forma de saltarlos de la forma más tranquila posible. Hasta las preocupaciones las convertía en cotidianidades sin importancia, que se solventarían tarde o temprano, pero que nos dolerían menos si sabíamos mirarlas de frente. “Mira lo que te preocupa de frente, a la cara”, me decía.. “el miedo solo lo tienes tú, a nadie le va a paralizar tu miedo, pero a ti sí, y dime, qué harás si eso pasa? Crees que va a venir alguien a salvarte? Cuídate solita, pero nunca dejes de reír y de ver la parte bonita de las cosas. Hará que todo sea mucho más fácil.”
Su risa ya no está, hace mucho que se fue pero aún así la busco en todas partes y siempre que río la encuentro.
Así que por eso intento quererme, por eso adoro a quién adoro, juego, decoro mi vida con momentos felices, la adorno de detalles bonitos, la pinto de ilusiones. Y me esfuerzo (a veces tengo que esforzarme mucho) en reírme.
Su risa cascabelera habita en mi corazón y sale cuando me siento feliz. Y no tengo ganas de volver a perderla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s