Racionalidad visceral.

tumblr_lj09ggNOiY1qiav1bo1_400_large

Podría girar la cabeza y simplemente no contestar. Seguramente fuese la opción más sencilla, pero no, no lo era. Es siempre más difícil decir no. Doblegarte (a pesar de que te pueda parecer injusto) y hacer lo que el otro espera de ti, es mucho más sencillo. Sobre todo porque sabes que así no molestas. Y molestar no va con mi carácter. Cómo dices? Que eso es sumisión? Pues te aseguro que no lo es. Es temor a meter la pata, a generar un conflicto que se vaya de las manos. Es repulsión a la violencia, a cualquier tipo de violencia física y/o verbal. Lo malo es que no te das cuenta de que el no decir NO la primera vez, genera una espiral de eso que tanto te repugna, porque la violencia más cruel y despiadada es la que te profieres a ti misma.
Aunque te lo dicen y no te lo crees es verdad que el tiempo suele poner las cosas (y a las personas) en su sitio. Hay situaciones (y caracteres) que no se pueden disimular eternamente. Que aquello que un día creíste una virtud se convierte en el más abominable de los defectos, porque en el fondo lo era, aunque no quisieses verlo como tal. (Recuerdas lo del precioso lunar que se “convierte” en verruga?)
El amor y su manía de disfrazar lo feo para vestirlo con las más maravillosas galas! Lo malo es cuando eres consciente de que lo estás disfrazando. Y aún así sigues haciendo como que no ves, girando la cara hacia otro lado, cediendo, disculpando e incluso (esto es lo más grave) justificando..
Y claro, luego llegan las decepciones, los lamentos y los lloros. Y llega ese día en que te das cuenta de que en realidad, no es que no os quisiérais, es que os quisisteis mal. (“No me quieras tanto, quiéreme mejor.”)
Diatribas, disquisiciones y dudas existenciales. Todo a la vez.
Pensamientos que inundan el cerebro y que terminan por dejar KO al corazón con sus certeros argumentos. Raciocinio.
Eso es lo que falta cuando te das cuenta de que “no es amor cuando me olvido de mí. Porque si me amas lo harás cuando yo sea plena, cuando sea como soy. Si me amas no querrás que cambie. Me querrás feliz y sabiendo que diré ‘no’ cuando corresponda.”
Igual que tú. Igual que yo a ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s