Y otra más..

tumblr_le7ip42cL21qdbhv8o1_500

– Y qué debemos hacer? (Se preguntaron).
– Yo quiero salir. Yo quiero rodar, marcar un camino. Tocar el suelo, sentir. (Dijo la más “echá palante”)
Las demás se miraron. “Está loca”, dijeron casi a la vez. “Si salimos, no habrá más y esto quedará seco y desértico!!”
Pero la más sabia contestó: “Nunca nos acabaremos, somos eternas.”
Y así ocurrió..
Se deslizaron las lágrimas por sus mejillas una y otra vez, una y otra vez..
.. una y otra vez

Te admiro.

tumblr_lgpmgzXvHK1qb7qtmo1_500

Te admiro a ti que jamás te dejaste vencer. A ti que a pesar de tus mil lágrimas fuiste capaz de sacar mil sonrisas solo para que yo las viera.
Te admiro porque nunca dejaste encoger tu corazón.
Te admiro porque luchaste por mí. Por que fuera feliz. Por que tuviera un futuro. Por que me sientiera orgullosa ‘a pesar’ de ser mujer.
Pero te odio. Te odio porque nunca te quisiste lo suficiente. Porque no te creías merecedora de cualquier cosa buena que te pasara.
Te admiro y te quiero porque me enseñaste el amor incondicional.
Pero te odio porque yo habría sido más feliz si lo hubieras sido tú.

Reina.

Twittere75c993

“Vale, siempre habrá otra más guapa, más delgada y más rubia que tú. Siempre habrá alguien más interesante. Y más alta. Y más..
Pero recuerda, que eres única y especial y que como tú, solo hay una.”
Me decía la puta imagen de mi espejo, señalándome con el dedo de regañar, cada mañana cuando me miraba con resignación los michelines atesorados en el tiempo, y las “arruguitas” (como lo llaman mis amigas) en el contorno de mis ojos antes bellos.
Envejecía. Y aunque lo estaba haciendo con cierta dignidad, ya no era una joven de cuerpo esbelto y elástico. Me arrugaba, me deterioraba.
Y no, no era nada guay sentirse una mujer de “cuarentaycasicincuenta”.
No es guay mirarte la tripa llena de estrías de embarazos hermosos y deseados, pero rompedores de piel. Ni tampoco es maravilloso sentir cómo a la ley de la gravedad no se le ha olvidado hacer su trabajo con tus pechos o tus nalgas. Y además, te das cuenta de que lo de la belleza interior es un mito y de que realmente todos (y todas) acaban fijándose en lo mismo.
Pero caramba. No voy a tirar por tierra algo que tanto me ha costado ganar: Mis cicatrices. Las cicatrices son el paso del tiempo, y estas son mías y son la constancia de que he vivido.
Al fin y al cabo, son esas nuestras heridas las que nos hacen perfectas..

No te parece..

.. que deberías decirme que me quieres? O que me amas? O que te derrites con mis ojos cuando te miro como lo hago?
No te parece que deberías mostrarme ternura, ayudarme a levantarme cuando me caigo, acariciar mi mano cuando la tomas?
Decirme lo guapa que estoy y lo importante que soy para ti?
No te parece que deberías decirme alguna vez que me deseas..??

http://depravadamentedelicioso.blogspot.com.es/
(Septiembre 2011)