No.

tumblr_m0xnhf90jn1qbi1f7o1_500

Aceptar es:
1- Recibir voluntariamente lo que se le da. 2- Aprobar, dar por bueno
Resignarse es:
Conformarse, someterse, entregar su voluntad, condescender.

Vivimos aparentemente felices y sin grandes pretensiones. Vamos cumpliendo esos objetivos que creemos nuestros pero en realidad son los que otros nos marcan, sintiéndonos cada vez menos satisfechos. Pero pensamos: Debo aguantar y debo ser fuerte. Y no me quejaré porque no quiero hacer daño a nadie con mis quejas.
Así se pasa la vida, entre la comodidad y la resignación, dejando de lado todo aquello que un día creíste importante, porque (la vida) te va demostrando que nada lo es tanto como no decepcionar a nadie demasiado.
Siempre me había negado a resignarme pero estaba decidida a hacerlo cuando he vuelto a aprender que: La vida no debe ser un ‘colorea pero sin salirte’.

Es cierto.

tumblr_m3tt1lnpx41qd351oo1_500

Tienes razón. Le doy demasiadas vueltas a todo.
Lo he pensado. Es verdad, no soy una persona simple ni sencilla. Soy demasiado complicada, a veces no me soporto ni yo y ni yo aguanto tantas preguntas que me hago.
¡Si hasta mi charlatana interior se da la vuelta con desdén ante mis diatribas!
Y por eso no comprendo como nunca te pones nervioso. Cómo ante cualquier pregunta o pérdida de razón, simplemente me tranquilizas mirando hacia donde yo miro pero con el telescopio de la tranquilidad. Y eres capaz de visualizar y enfocar lo sencillo y lo simple mostrándomelo suavemente para que yo también pueda verlo.
Y lo veo y soy capaz de respirar, dándome cuenta de que las cosas son mucho más sencillas de lo que parece, que después de todo, nada tiene tanta importancia como la que uno mismo le da.
Es por eso, entre otro millón de cosas, por lo que me agarro fuertemente a tu mano y no pienso soltarme jamás.

Deseos.

large

Se me desbordan los “te quieros” pero a pesar de ello los siento insuficientes y parpadeo fuerte hasta hacerme daño porque la inseguridad y el miedo al fracaso me duelen.
Echo de menos la deliciosa insensatez de mi juventud, de cuando simplemente me dejaba llevar por los sentimientos. Y quería. Sin más. Sin preguntas ni respuestas. Qué falta hacían?
Porque me siento perdida cuando ni siquiera sé dónde encontrarme, estoy volviendo a aprender a no esperar. A sentarme tranquila viendo como viene la vida con sus dificultades o sus alegrías. Saber ser como ese agua fresca o cálida que sale del grifo con un simple gesto de mi mano. Quiero que mi corazón se deje llevar para convertirme en otra yo más tranquila.
Quiero volverme a sentir lo más importante para mí y no quiero volver a sentirme decepcionada.
Necesito sentimientos y dejar de pensar.
Así que te pido (vida) :
Cordura con una dosis de bendita locura. Prudencia pero no cobardía. Pasos firmes y abrazos fuertes.
Y que nunca me falten tus ganas de amarme.

Te pienso.

tumblr_mk6mq6n9zQ1qdujz0o1_r1_1280
A veces me transporto a tus brazos suaves y fuertes, mamá, y me dejo envolver por tu voz dulce y firme (“tranquila, mi niña”) y aprieto los puños intentando detener ese momento para convertirlo en realidad.
Y aspirando el aroma de tu pelo, siento el latido de tu corazón acompasándose al mío que poco a poco se tranquiliza. Y noto (aquí dentro) tus ojos mirándose en los míos llenos de ternura. Esa mirada que a veces echo tanto en falta desde que no estás.
Pero aunque cierro fuerte los ojos, intentando atraparte, me doy perfecta cuenta de que esos momentos solo viven en mi corazón. Y que tu voz cálida y suave, solo vive en mi cabeza.
Pero sabes mamá? Serás inmortal hasta que yo muera. Seguirás viviendo en mí cada día de mi vida, y estarás en mis sueños cada noche oscura guiando cada paso que quiero dar y no me atrevo.
Porque es tu mano la que siempre noto asiéndome fuerte en esos momentos de inquietud y debilidad.

A medias?

FB_20141029_23_19_47_Saved_Picture

No te quedes con las ganas. Bésalo si quieres besarlo, abrázalo si es lo que quieres. Dile cuánto lo amas.
Aprovecha lo que sientes, disfruta y no te quedes a medias.
Desbórdate con tu sentimiento. Sé dulce, suave, pasional. Sé temeraria si es lo que quieres ser.
Atrévete y sé valiente. Sé tú. Entera y sencillamente tú.
Demuestra lo que vales, lo que quieres, lo que sientes. Exige lo que mereces. Exige como mínimo lo que das.
No mendigues jamás, ni supliques, reclama lo que es tuyo pero sin admitir migajas. No eres un segundo plato, ni un menú de degustación.
Eres el entrante, el durante y el más delicioso de los postres.
Y mírate y bésate. Y quiérete. Y sonríe. Y olvida y perdona.
Todo eso que te hizo tanto daño, todo aquello que hiciste, es pasado y ya no puede contigo. Ya no puede hacerte daño.
Perdónate.
Y aléjate de quién no te quiere y de quién no te deja exhausta, completa y plena.
Llénate de amor. Por ti y por los demás.
No permitas quedarte a medias.