Catarsis.

Dícese: P. ext., eliminación de recuerdos que perturban el equilibrio nervioso.

descarga

Un llanto que fluye entero y libre. Sin más. Sin preguntas ni respuestas, simplemente liberando todo aquello atado durante tanto tiempo. Dejando suelto todo eso que atenazaba la garganta, la mente y el corazón.
Llorar libremente, sin miradas ni preguntas. Sin obligación ninguna de explicar porqué se llora.
Llorar. Sin más.
Y dejarse ir para llegar al punto en el que el suave río se convierte en catarata. Salvaje y desenfrenada. Donde todo vale. Donde se puede patalear y gritar. Donde se deben perder los papeles para volver a encontrarse a una misma.
Tan útil como necesaria. Agotadora y, de puro agotamiento, placentera del todo.
Sonreír, sí.. pero llorar también.
Porque las catarsis son imprescindibles para no volver a necesitar anestesias inutiles.
E indispensables para sentir de nuevo deseables los suaves brazos fuertes de Morfeo.

Ha vuelto.

tumblr_lgqbsjrzqi1qh410jo1_400_large
Intentando construir habitaciones independientes, ordenar los sentimientos cada uno en una habitación. Dejar pasar a la ‘sala de estar’ solamente a uno cada vez, pero es imposible. Mi cabeza y mi corazón se rigen solo por una ley: La ausencia de leyes.. Empezábamos a aprender mis sentimientos y yo a convivir todos juntos en perfecta armonía. Pero resulta imposible. La charlatana volvió. Y trastoca con su palabrería absurda cualquier tipo de idea organizativa. Me habla cuando voy en el coche, cuando trabajo, cuando escribo, cuando leo. Me habla despierta y dormida en mis sueños, y lo peor es que le contesto. Intento acallarla dándole mil explicaciones e intentando justificar mis actos para que se tranquilice. Pero no lo consigo. Ha vuelto porque dice que está preocupada por mi cordura. Cree que no voy a saber dominar esta ausencia de plenitud que a veces me invade. Intenta construir mi mundo, llenar ese vacío que siento con otras cosas que sabe (y yo sé) que no llenan nada. Quiere que la escuche, me vuelve loca y lo sabe. Creo que esa es su intención: Volverme loca para tenerme otra vez a su merced como un trapo, sin dignidad y sin ganas de vivir. Ausente, anestesiada, dúctil y maleable.. Vacía.
Mi charlatana ha vuelto pero no sabe que ahora yo soy mucho más fuerte que ella, que ahora soy yo quién manda y que tengo preparada su mordaza y unos consistentes tapones para mis oidos ..
Creo.