A la de tres.

Y ahora, querida mía, despertará usted de su letargo y será una persona que pensará primero en su bienestar… (A la de una, a la de dos, a la de…)
Cuando chasque los dedos, se dará usted cuenta de lo maravillosa que es y de lo estúpidos que son aquellos que no saben apreciarla.. (chask)
La miraré a los ojos y le haré saber que lo malo no es la soledad, que lo descorazonador es la soledad compartida..
Le tenderé la mano para que usted se agarre a ella y le pueda transmitir toda esa fuerza que usted me da solo por saber que existo..
Me acercaré suavemente para no asustarla. Acercaré su mano a mis labios y la besaré haciéndole ver que esa piel solo merece la más dulce de las dulzuras..
Y ahora, querida mía, a la de tres, me amará y deseará tanto como yo a usted..
A la de una, a la de dos.. a la de..